Aquamat optimiza el tratamiento del aire comprimido

Al producir aire comprimido, es inevitable que se generen condensados. Dependiendo de las condiciones de servicio y ambientales, el condensado estará más o menos contaminado de aceite y partículas. Por esa razón, antes de su drenaje definitivo por la canalización, el condensado deberá someterse a un tratamiento que garantice el respeto al medio ambiente. Los separadores Aquamat son una solución confiable y eficiente.

Dispositivo separador Aquamat para el tratamiento del aire comprimido
Los nuevos separadores Aquamat realizan el tratamiento del condensado del aire comprimido de manera confiable y eficiente. El usuario puede ahorrarse hasta un 90 % de los costos que supone entregar el condensado a una empresa externa especializada en reciclaje.

Para convertir el condensado del aire comprimido en agua apta para el drenaje por la red general de desagües será necesario proceder a un tratamiento adecuado a las exigencias legales. La solución más eficiente para el usuario es ocuparse por sí mismo de dicho tratamiento, justo el fin para el que están diseñados los nuevos separadores de las series Aquamat CF 9, 19, 38 y 75. Al usarlos, el cliente se estará ahorrando aprox. el 90 % de los costos que le supondría dejar el tratamiento completo en manos de una empresa externa especializada. Las unidades de la serie CF están autorizadas para el tratamiento de aceites minerales y sintéticos, así como para el de condensados de compresores de tornillo y pistón, de modo que pueden utilizarse de modo universal. También están certificados y controlados por el Institut für Bautechnik (Instituto de Ingeniería de Construcción) de Berlín, de manera que ofrecen lo último en técnica para el tratamiento del condensado. Para el usuario, esto significa el máximo de confiabilidad, tanto en lo referente a aspectos técnicos como a cuestiones legales.

El funcionamiento de los separadores es eficaz y confiable: El condensado que entra en el Aquamat a presión llega a un tanque de separación después de haber atravesado una cámara de despresurización en la que se eliminan los remolinos. Ya en el tanque, se separan las partículas de mayor tamaño y el aceite flota en la superficie por efecto de la gravedad, lo cual permite evacuarlo hacia un tanque asegurado contra rebosamiento. Después de esta limpieza preliminar, el condensado pasa a la etapa de filtración. Un prefiltro que la corriente atraviesa de dentro hacia fuera elimina las gotitas residuales de aceite. Los últimos restos de aceite se separan en el filtro principal. El líquido final que se expulsa por la salida del Aquamat es un agua perfectamente limpia para evacuarla por la red general de desagües. El usuario solamente tendrá que preocuparse de eliminar una pequeña cantidad de aceite separado y el cartucho del filtro (cuando llegue al final de su vida útil).

La seguridad operativa de las unidades Aquamat se ha visto optimizada gracias a la nueva cámara de despresurización y al tanque colector de aceite asegurado contra rebosamiento. El material optimizado de los filtros (mejor que el de los filtros convencionales de carbón activo) permite un alto rendimiento e intervalos de mantenimiento más largos. Además, la técnica de cartuchos facilita mucho el mantenimiento y la eliminación de materiales usados. Dependiendo de las necesidades (tipo de compresor, aceite utilizado y zona climática) el cliente puede elegir entre modelos Aquamat para caudales de hasta 45 m³/min.

11. 03 08 , Reproducción gratuita, preferible solicitud

Descargas del artículo
Dispositivo separador Aquamat para el tratamiento del aire comprimido

Los nuevos separadores Aquamat realizan el tratamiento del condensado del aire comprimido de manera confiable y eficiente. El usuario puede ahorrarse hasta un 90 % de los costos que supone entregar el condensado a una empresa externa especializada en reciclaje.

Descargar imagen 1 (JPG, 164 KB)