Tanques de decantación de la planta depuradora de Lüneburg.
Planta depuradora de Lüneburg

Sopladores de tornillo para el tratamiento de aguas residuales

Reproducir película
Sopladores de tornillo para el tratamiento de aguas residuales

La eficiencia energética gana cada vez más importancia en el tratamiento de aguas residuales. La planta de depuración del municipio de Lüneburg, además, buscaba una solución capaz de producir aire comprimido con estabilidad en condiciones climáticas cambiantes y que pudiera controlarse sin problemas. El funcionamiento de un soplador de tornillo de Kaeser Kompressoren ha supuesto un claro ahorro de energía y permite alcanzar los resultados deseados.

El soplador de tornillo armoniza con los turbocompresores

El soplador de tornillo que se instaló en la planta depuradora de Lüneburg se ha sometido a un periodo de prueba de un año en el que ha operado a máxima capacidad. El sistema superior de mando estaba ajustado para regular los álabes de los turbocompresores, fue necesaria una adaptación del software para poder regular el soplador de tornillo por velocidad. El soplador se comunica con el sistema de mando por medio de Profibus DP; también podía optarse por Modbus TCP, Profinet IO, DeviceNet, EtherNet/IP o el cableado clásico, del mismo modo que era posible elegir entre la regulación por presión, o, como fue el caso de Lüneburg, por velocidad. Si el soplador alcanza determinados límites de velocidad, se conecta además o se desconecta un turbocompresor para evitar solapamientos.

Gracias a la posibilidad de ajustar los tiempos de rampa, el arranque y la desaceleración del soplador y los turbocompresores no provocan puntas de presión contraproducentes. Es posible realizar una comparación directa de rendimiento por el hecho de que el soplador de tornillo sustituye exactamente el servicio que prestaba un turbocompresor con 4000 - 9000 m³/h, casi las 24 horas del día, 12 de ellas funcionando solo.

Planta depuradora de Lüneburg.
Tanques de decantación de la planta depuradora de Lüneburg.
Hasta un 15 % de ahorro de energía

Más importante que el ahorro de energía en sí era el reto de poder suministrar el aire de manera más exacta y constante. Gracias a la nueva regulación, más dinámica, y al hecho de que el caudal producido por compresores volumétricos oscila mucho menos debido a cambios en la presión y la temperatura ambiental, ha sido posible conseguir este objetivo.

Incluso en condiciones climáticas extremas se han mantenido constantes los valores de procesos. La menor sensibilidad de la regulación del equipo a los cambios de presión ha tenido efectos positivos a corto plazo, ya que simplificaba el control. La optimización de la gestión de los procesos gracias a un flujo másico constante y a la medición del rendimiento se ha traducido en un notable ahorro de energía.

El soplador de tornillo forma equipo con los turbocompresores y hace notar su presencia por la reducción de la potencia total consumida, que descendió unos 250 000 kWh en un año, lo cual corresponde a un 10-15 %. Este ahorro corresponde con toda exactitud a las previsiones realizadas, ya que gracias a la indicación del caudal aprovechable y de la potencia total consumida por el soplador de tornillo dentro de los estrictos márgenes de tolerancia de la ISO 1217, anexo E, es posible conocer su capacidad de carga gracias a la técnica de medición.

Soplador de tornillo en la planta depuradora de Lüneburg.
Sopladores de tornillo de Kaeser Kompressoren, con un caudal máximo de 160 m³/min y una presión diferencial máxima de 1100 mbar.
Individuales y eficaces

Se puede dirimir si son mejores los sopladores de tornillo o los turbocompresores o una combinación de ambos observando la distribución de frecuencia de la demanda de aire (la distribución temporal del caudal entre demanda mínima y máxima). También es decisiva la presión de servicio real, que tiene gran influencia, sobre todo en el caso de los turbocompresores, en su campo de regulación y en la cobertura de la demanda de aire. 

Al buscar la solución, es recomendable elegir un concepto de estación sin limitarse a un tipo de equipo o de tecnología. La prioridad ha de ser el estudiar el perfil de demanda de aire comprimido y la demanda real de aire comprimido. Se trata de considerar el funcionamiento de la futura estación en su conjunto. Kaeser Kompressoren conoce las ventajas de ambas tecnologías, es decir, de los compresores volumétricos y dinámicos, ofreciendo al cliente una solución individual y adaptada a sus necesidades. 

La planta depuradora de Lüneburg ha acertado de lleno gracias a su actitud abierta frente a la tecnología, y ahora cubre sus necesidades de aire comprimido con eficiencia y facilidad de regulación.

Más información sobre el producto: